La micropigmentación y el microblading en los ojos ¿Es buena idea?

En lo que respecta a embellecer la mirada de manera global, es cada día más común recurrir al microblading de ojos y de pestañas para potenciar el efecto de nuestros ojos y que nuestra cara resulte más atractiva sin tener que dedicar tiempo demás a sus cuidados.

Dos tratamientos de belleza: El microblading de ojos y la micropigmentación de ojos

Como ya hemos mencionado en esta sección de micropigmentación o esta otra de microblading, la diferencia principal que más interesa saber entre ambas alternativas es cuanto tiempo dura en la piel cada tratamiento.

El microblading en ojos y pestañas, al igual que en cualquier zona, está pensado para durar entre 8 meses y 1 año en función del tipo de piel y cómo reaccione a la tinta.

Por su lado, la micropigmentación en pestañas y ojos ofrece un resultado permanente que se mantiene como si de un tatuaje se tratara.

¿Cómo se lleva a cabo un microblading o una micropigmentación en los ojos exactamente?

El proceso es muy similar en ambos tratamientos y con explicar uno, el otro también queda explicado. La diferencia está en su resultado y los materiales usados.

Ese aspecto te lo cuento un poco más abajo cuales son las diferencias y cuál te interesa más según lo que quieras.

Paso 1: Anestesiar la zona a tratar.

En ambos casos el primer paso consiste en adormecer y anestesiar la zona para que el tratamiento sea lo más agradable posible. Para ello, se aplica crema anestésica y se deja que actúe.

Paso 2: Introducir los pigmentos en la piel

Una vez con el ojo dormido, es cuando se empieza a introducir los pigmentos dentro de la piel lentamente.

El proceso es rápido y en muy poco tiempo está completado tanto en el microblading como en la micropigmentación.

Paso 3: Disfrutar el resultado

En cuestión de 10 o 15 minutos, el tratamiento en los ojos de micropigmentación o de microblading está completado.

Ahora sólo queda hacer un mantenimiento de limpieza e higiene hasta que esté totalmente curada la zona, y listo.

A disfrutar de unos ojos más llamativos sin tener que dedicarle tiempo.

¿Cuándo elegir un microblading para pestañas u ojos en lugar de una micropigmentación?

No me voy a liar demasiado porque al final siempre me preguntáis lo mismo en persona así que…vamos al grano. 

Si quieres un tratamiento a largo plazo y no tener que preocuparte más por la línea de ojos o las cejas, tu elección es la micropigmentación de ojos ya que es un efecto permanente.

Si tienes dudas, o crees que te puedes cansar de su efecto, el microblading tiene una duración cercana al año y después desaparece. Lo que hace que sea una opción perfecta para aquellas personas que duden si quieren algo permanente.

Puedes empezar probando con un microblading, y si te gusta el efecto que le da a tus ojos, luego hacer una micropigmentación permanente en los ojos o los párpados.

Aunque en este caso me estoy centrando en hablarte sobre los ojos y las pestañas, estos consejos se aplican igual para cualquier zona corporal. Cejas, pestañas, capilares de la cabeza, barba…

Resultado antes y después de un microblading y de una micropigmentación en los ojos o las pestañas

Antes del micro:

Después del micro:Antes de la micropigmentación de ojos y cejas:

Después de la micropigmentación de ojos y cejas:

Diferencia entre micropigmentacion y microblading: ¿Qué te interesa más?

Es posible que escuchases o leyeses a más de una y de dos personas hablar del microblading y de la micropigmentación como si fueran sinónimos.

Bueno, es un error comprensible ya que sus resultados en las cejas son muy similares. Lo cierto es que la diferencia entre microblading y micropigmentación es sutil pero ahí está.

Y como no vas a querer hacerte un tratamiento cuando el otro se ajustaba mejor a lo que buscabas, aquí estamos para que sepas cuáles son exactamente los puntos más importantes que diferencian a estas dos opciones de belleza (muy buenas ambas eso sí 😉 ).

5 puntos clave de diferencias entre una micropigmentación y un microblading

Para que te sea agradable y rápido de leer, voy a evitarme toda la parte técnica y vamos a simplificarlo en las preguntas que, por experiencia, sé que te interesarán más.

Hay 5 apartados importantes cuando quieres saber que es mejor microblading o micropigmentacion:

  • Donde se usa.
  • Duración de sus resultados.
  • Intensidad de color.
  • Herramientas y materiales usados.
  • Resultados deseados

Con estos 5 puntos cortos y claros, sabrás si lo que estás buscando para ti se acerca más a un método u otro. Eso sí, cualquiera será una fantástica elección. 😉

Zonas de aplicación:

Una de las mayores distinciones entre ambas alternativas es que el microblading se diferencia de la micropigmentación porque la micropigmentación puede utilizarse en muchas más áreas corporales.

Mientras que el microblading se enfoca en lograr una mayor apariencia de densidad capilar en las cejas o la barba.

Reduciendo su campo de acción a aquellas zonas donde queremos que tengan más pelo (o lo simule).

Por su parte, la micropigmentación se extiende a otro aumentar la belleza de otras zonas como los labios o crear falsas pecas con fines estéticos además de ser utilizada también para aumentar la apariencia de mayor densidad capilar en cejas o cabeza usando otras herramientas.

Duración de cada tratamiento:

El microblading  se inyecta sus pigmentos en la epidermis, el nivel más superficial donde la tinta penetra.

Esto hace que la piel vaya eliminando la pigmentación con el paso del tiempo hasta que tras unos 6 u 8 meses de media (hasta 1 año según el tipo de piel) termina por desaparecer su efecto.

La micropigmentación por su lado aplica sus pigmentos en la dermis en lugar de la epidermis.

Es decir, a una mayor profundidad dentro de la piel, por lo que la duración será mayor.

A efectos prácticos, la micropigmentación actúa como un tatuaje permanente que evitará que tengas que repasarlo dentro de poco tiempo.

La duración de un tatuaje permanente de cejas mediante micropigmentación dura cerca del año en perfecto estado, mientras que el microblading desaparecerá antes.

Punto a favor del microblading para quienes tengan dudas: Si te gusta, basta con repetir el proceso y sino te convence, puedes dejar que se vaya el color poco a poco.

Calidad del color y la pigmentación de la tinta:

El microblading conserva mejor el color original a lo largo del tiempo hasta que comienza a desaparecer.

A medida que la piel se va regenerando, la tinta desaparece y el color va perdiendo protagonismo pero manteniendo el color hasta que se va del todo.

Por su lado la micropigmentación tiene un resultado muy similar a los tatuajes y aunque su duración es mayor.

El color se puede degradar lentamente y perder parte de su intensidad en la micropigmentación a diferencia del microblading, como sucede con los tatuajes tras pasar unos cuantos años.

Diferencias en cómo se lleva a cabo cada tratamiento:

El microblading se hace a mano alzada con una pluma especial mientras que la micropigmentación usa otra máquina conectada a la corriente eléctrica para que penetre hasta la capa de la dermis.

El microblading está pensado para hacer dibujos pelo a pelo para simular un capilar natural, mientras que la micropigmentación se usa más para sombrear las zonas capilares para similar una mayor densidad con el sombreado.

También puede hacerse la técnica del pelo a pelo mediante micropigmentación si se desea.

Herramientas y materiales usados

A modo casi anecdótico pero que quería incluir: En la micropigmentación se emplea una única aguja que penetra a mayor profundidad para meter la tinta y los pigmentos a diferencia del microblading.

En esta otra técnica estética se usa un pen de microblading con más agujas (3, 6 o 9 concretamente) que va raspando la capa superficial de la piel para meter el pigmento superficialmente.

Microblading vs micropigmentación: ¿Qué me conviene más?

Llegado el momento de elegir un ganador dependerá del objetivo que tengas en mente y lo decidida o decidido que estés.

Si tienes miedo de arrepentirte tras hacerla, entonces el microblading es tu elección más acertada. ¿Por qué?

Pues porque sus efectos desaparecen al año de hacerla, y sino te ha convencido, termina por irse por si sola. En cambio la micropigmentación es mucho más difícil de eliminar.

Si quieres un color más intenso y definido, entonces el microblading sigue siendo la elección recomendada ya que los pigmentos utilizados conservarán mejor la intensidad y el brillo original.

Por su parte, si quieres un efecto más disimulado, la micropigmentación es perfecta para hacer un efecto de shading o sombreado en las cejas para que parezca que hay una mayor densidad capilar de una manera sutil y eficaz.

La micropigmentación también gana cuando quieres un efecto permanente a largo plazo. Puedes usarla si te ha gustado el efecto del microblading y sabes que lo quieres mantener así.

Por último, quienes deseen un tratamiento que disimule la ausencia de pelo en otras zonas que no sean las cejas o la barba, la micropigmentación será la elección acertada.